De la familia a empresa pujante

El aprendizaje

Corría el año 1945 y Marcelo Antonio Tulli, con 18 años, había egresado del colegio Don Bosco de Buenos Aires donde cursó los estudios como pupilo y recibiéndose de linotipista. En ese momento se traslada a Mar del Plata con un tío llegado de Italia que tenía aserraderos en la capital y venía con intenciones de poner una sucursal en Mar del Plata. El tío le enseña el trabajo del aserradero e incluso viajan a Santo Tomé, provincia de Corrientes. Allí el tío también tenía aserraderos y varios depósitos. Marcelo fue de esta manera conociendo los primeros procesos de la industria de la madera desde el mismo lugar en donde se cultivaba, se procesaba y se trasladaba en jangada.

El orígen

Cuando Marcelo llega a los 20 años, considerando su capacidad y responsabilidad, el tío lo nombra encargado del aserradero de Mar del Plata. A un año tan sólo de eso y por problemas de salud, el tío cierra el aserradero en el cual se inició Marcelo. Entonces vuelve a Buenos Aires donde se casa, regresando luego a Mar del Plata y alquilando en las calles La Rioja y Saavedra un predio a La Cava Hnos. Allí comienza a desarrollar su primera empresa, estableciéndose definitivamente en la ciudad. 

Unos 2 o 3 años más tarde, le pide a su hermano, 8 años mayor que él, que viaje a esta ciudad. Tino Tulli, su hermano, recién había salido del Seminario de los Hermanos Franciscanos de Buenos Aires, donde estuvo estudiando 14 años. Y así es como nace ”TULLI HNOS SA.”. De allí, de Saavedra y La Rioja, se mudan a La Rioja y Primera Junta, alquilándole ahora a la familia Del Río. Allí se convierten en una empresa de gran puja en la ciudad. Marcelo Antonio Tulli decide renunciar a su ciudadanía italiana, para convertirse en argentino y así poder proyectarse al mercado como importadores y exportadores.

De familia a empresa

En esa época, más o menos en los años 60, construyeron un aserradero en la por entonces pequeña y agreste ciudad de San Martín de los Andes, importando madera de Chile. 

Al poco tiempo, y con épocas de prosperidad en la ciudad, comenzaron a comprar lotes en la Av.Juan B. Justo donde hoy está emplazado el aserradero; en total 11 lotes con más de 4500 m2. Paralelamente, iniciaban una nueva actividad… crean una constructora con la que construyeron 4 edificios, adquiriendo también lotes en la Av. Champagnat y Av. Colón. Allí  abrieron una sucursal en la que se fabricaban aberturas (puertas y ventanas), las que además de estar disponibles para la venta, eran utilizadas en los edificios que construían. También construyeron otro aserradero en Eldorado, Provincia de Misiones y adquirieron varias hectáreas que se forestaron con Pino Elliotti, para autoabastecerse, siendo pioneros de la industria forestal argentina.

En el presente, la segunda y tercera generación de aquellos hermanos emprendedores continúa adelante con los mismos sueños e ímpetu. TULLI HNOS.SA. permanece en el mercado dando ejemplo de trabajo, tenacidad, esfuerzo, y por sobre todo, honestidad; ofreciendo trabajo a muchas personas, algunas de las cuales comenzaron su vida laboral y se jubilaron en la misma empresa. Se ha transformado de familia a empresa pujante y líder en Mar del Plata y la zona.