Av. Juan B Justo 2648

Mar del Plata
Buenos Aires, Argentina

223 560-0000

Atención a Clientes
Whatsapp

Información de interés

vigas multilaminadas, usos y cualidades.

La limitación en el corte de grandes árboles de bosques nativos, y el empleo de plantaciones forestales de cortas rotaciones, ha resultado en la disminución de las dimensiones de la madera aserrada, tanto en escuadría, como principalmente en longitud, lo que ha hecho que desde hace varios años se pensara en productos de unión de piezas que aumenten las mismas, llegando a dimensiones imposibles de obtener en madera aserrada de una sola pieza, dentro de las cuales se encuentran las “vigas multilaminadas de tablas de madera”.
vigas multilaminadas

QUÉ SON LAS VIGAS MULTILAMINADAS?

Estas vigas , son superposiciones de capas de tablas de madera de la misma escuadría, que se unen mediante encolado y prensado, que si bien mantienen el ancho de su tabla que la origina, permiten ampliar enormemente su espesor (pudiendo superar el metro) y ser colocadas en forma trabadas, como ladrillos, casi no pone límite a su longitud, siendo frecuentes las vigas de hasta 15 metros de longitud, dependiendo la misma más de la posibilidad de traslado y transporte, siendo que en países desarrollados se llega al caso de que se trasladan en helicópteros , en especial en zonas montañosas. Estas vigas multilaminadas existen desde hace varias décadas y debido a la usual de ser fabricadas con adhesivos se las conoce en el mercado internacional como “Glue Lam Beams” (Vigas laminadas encoladas), y por el hecho de reconstruir piezas a partir de maderas menores, pertenecen a la familia de los denominados “productos de ingeniería

vigas multilaminadas

Historia

Dimensiones del fuste del árbol, diverso en coníferas y latifoliadas, representó durante siglos un limitante importante. Mejor dicho una dificultad a vencer.
El límite de longitud del tronco, de su diámetro y agregado el de la retractibilidad diferenciada, fueron una dificultad para construir.

Estos límites ya no existen. Pocos materiales han tenido un desarrollo tecnológico tan explosivo en el siglo XX y sobre todo en sus últimas décadas. Desde los tableros, en sus diferentes variantes, hasta la madera laminada encolada, este material casi no conoce límites en cuanto a su aspecto dimensional.

Hacia principios del siglo XX, y gracias a los progresos de la industria química, Karl Friedrich Otto Hetzer (1846-1911) de Weimar (Alemania) empleando láminas unidas entre sí por colas de tipo caseína logró obtener una sección prácticamente homogénea.

En 1906 Hetzer patentó en Alemania la construcción de piezas curvas de madera multilaminada, iniciando de esta forma el desarrollo de los arcos en madera. Posteriormente sus patentes se extendieron a varios países europeos.

Para 1922 esta técnica se había empleado en: Alemania, Austria, Hungría, Bélgica, Checoslovaquia, Dinamarca, España, Inglaterra, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Noruega, Suecia y Suiza.

vigas multilaminadas

El primer país donde este producto tuvo un espectacular desarrollo fue Suiza. En
1920 existían más de 200 edificios con viga o arcos de tipo Hetzer.

Llegada a America

Max Hanisch es considerado el responsable principal de la llegada de este material y tecnología a los Estados Unidos de América. También de origen alemán se asoció con Hetzer en la firma de Weimar en 1906, donde aprendió la tecnología.
Comenzó su actividad independiente como proyectista en 1911 hasta que la llegada de la Primera Guerra Mundial en donde se vio obligado a desviar su actividad hacia la construcción de fábricas para el Departamento de la Guerra Alemán.
En 1923 emigró a los Estados Unidos con la intención de cooperar con los Hetzer en la promoción de la madera laminada en América, pero no consiguió financiación y se volvió a dedicar a la práctica de la arquitectura y la ingeniería.

En 1934 Hanisch recibe el encargo de proyectar una escuela y un gimnasio para la ciudad de Peshtigo en Wisconsin.

En un principio presentó una solución con el sistema de arcos por él inventado, pero después aportó otra solución mediante arcos de madera laminada encolada, que resultaba un 5% más barata que la anterior. Finalmente, salieron a concurso ambas soluciones.

Desde entonces este material ha tenido un gran desarrollo en todo el mundo y hoy en día, la madera laminada encolada casi no encuentra restricciones en su empleo en la construcción de edificios de diversas escalas.

vigas multilaminadas madera

El futuro de la construcción

La construcción con vigas multilaminadas ha sido un gran avance en la construcción con madera, ofreciendo un amplio abanico de soluciones para ser utilizado tanto en el interior como en el exterior. Una de sus grandes ventajas es la versatilidad, porque puede llevar la barrera del diseño y la estética a lugares impensados antes de la aparición de esta solución.

Desde la irrupción de este novedoso elemento se aplicó a la construcción de todo tipo de edificaciones como viviendas particulares, edificios de altura, estadios de futbol, oficinas públicas y hasta puentes que deben soportar el peso de peatones y vehículos como camiones y omnibuses por ejemplo.

Si podemos sintetizar sus virtudes, podemos decir que el sistema de construcción mediante vigas multilaminadas se destaca por su resistencia estructural, gran resistencia al fuego, eficiencia térmica, estabilidad dimensional y una estética maravillosa.

Propiedades de las vigas multilaminadas

 

Alta Capacidad de carga.

Estabilidad dimensional. La madera normalmente se contrae y expande con los cambios ambientales y térmicos. La madera laminada es tratada para que éstas alteraciones sean las mínimas posibles y no afecten a la estructura.

Peso reducido. Si comparamos con el acero, este tipo de vigas permiten distancias mas largas con pesos muy inferiores.

Amplia gama de longitudes y espesores. Esta disponible en largos y espesores muy superiores a los de la madera maciza. Por ejemplo una viga laminada de madera encolada puede llegar a los 30 metros, mientras que una de madera maciza no suele superar los 13. Aunque estos largos son posibles, normalmente se comercializa en medidas inferiores, la más frecuente es la de 12 metros de largo y 160×80 mm de espesor.

Resistencia a la humedad. La madera previamente secada y tratada permite una buena resistencia a la humedad, incluso en situaciones adversas.

Buena resistencia al fuego. Su consumo se produce a velocidad constante por lo que es relativamente fácil calcular el tiempo que tardaría un incendio en deteriorar la estructura. Y este tiempo es muy superior a lo que suele pensarse.

Impacto ambiental muy inferior al de las alternativas en acero o concreto. La madera es un material natural y 100% renovable.

La posibilidad de fabricar en taller permite que las vigas lleguen al lugar de instalación sin errores de cálculo y con las formas deseadas. Lo que reduce imprevistos y gastos.Atractivas posibilidades de diseño de espacios:
Las ventajas técnicas indicadas también tienen beneficios desde el punto de vista arquitectónico y de diseño. Las vigas multilaminadas armonizan excelentemente con otros materiales, como piedra natural, hormigón, acero o cristal. Adicionalmente se pueden tratar con colores, ceras y barnices para crear efectos visuales.

 

 

vigas multilaminadas tulli
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp