Mantenimiento de casas de madera

Mantenimiento de casas de madera

Una tarea periódica

El mantenimiento de casas de madera, es un trabajo que, debido a la naturaleza de la madera, debe ser realizado de forma periódica para asegurar la protección de la misma con el paso del tiempo. Los barnices utilizados en pintar una casa de madera, tienen una duración máxima. Superado este tiempo, el barniz comienza a perder sus propiedades y la madera deja de estar protegida contra el sol, el agua e insectos como la carcoma.

Así, el cuidado periódico de una casa de madera implica realizar un mantenimiento preventivo que incluye 4 pasos claves. De esta forma, se asegura la integridad de la casa y el cuidado de sus paredes exteriores, ya que son las que sufren el paso del tiempo, el sol y el agua, el polvo y el viento.

Al realizar un mantenimiento exterior de una casa de madera se deben realizar 4 tareas básicas:

  1. Crear una nueva capa protectora para la madera, que implica retirar por completo la capa de pintura anterior
  2. Restaurar puertas y ventanas, reparando posibles grietas para evitar filtraciones de agua, ajustar y nivelar
  3. Reparar fisuras en la madera exterior de la casa, para evitar filtraciones de agua a los muros interiores
  4. Detectar posibles insectos como la carcoma de la madera u otros xilófagos y así evitar su propagación.

Al hongo de la madera también debemos poner atención ya que su aparición y pronta detección tienen solución con el mantenimiento adecuado y lijado de la casa.

La pintura, la clave de un buen mantenimiento de casas de madera

De los 4 puntos anteriores, vemos que los últimos 3 son restaurar, reparar y detectar como consecuencia del fin de la vida útil de la pintura. Es decir, una vez que la pintura cumple la vida útil indicada por el fabricante (normalmente 4-5 años), deja pasar agua y produce filtraciones de agua. Esto es porque la pintura comienza a caerse, agrieta las puertas y ventanas o lo que es peor, deja entrar insectos y hongos en la madera.

Es clave entender que la pintura de la madera tiene un ciclo de vida y que se puede ver acelerado debido al sol y el agua que degrada las propiedades de la pintura.

Otro punto muy importante a la hora de realizar el mantenimiento de casas de madera, es lijar toda la casa para quitar la pintura antes de volver a pintar. Debido a que la pintura ha caducado, se debe quitar con productos abrasivos como una lija circular. Si aplicáramos nueva pintura sobre la vieja, hará que antes de 1 año se desprenda la pintura vieja y con ella la capa de pintura nueva que acabamos de aplicar; de nada habrá servido pintar toda la casa sin lijar previamente.

Evita pintura para madera de bricolaje, no te asegura la calidad ni durabilidad de una pintura profesional.

El ejemplo que siempre ponemos es el cambio de aceite de un coche. Cuando cumple su vida útil, lo quitamos y ponemos un aceite nuevo, no nos planteamos la posibilidad de mezclar aceite viejo con nuevo. En la pintura para la casa de madera sucede lo mismo.

El mantenimiento de casas de madera paso a paso

Cuando ha llegado el momento de realizar el mantenimiento de casas de madera, lo sabrás porque se han cumplido 4-5 años o porque comienzas a ver cómo la capa de pintura se desprende. No dejes pasar más tiempo ya que son señales de advertencia.

  1. Lijado de todo el exterior de la casa: Se debe utilizar una lija circular excéntrica. Obligatorio llegar a todas las zonas exteriores de la casa como terraza, marcos de puertas y ventanas.
  2. Reparar posibles grietas: Tras lijar se verá mejor si hay grietas o agujeros. Utilizando una masilla especial para la madera, se deben tapar para evitar filtraciones de agua o permitir el ingreso de insectos. Los agujeros son más peligrosos, ya que pueden ser señal de la presencia de la carcoma de la madera. El gusano entra y crea surcos por el interior de la madera. Se debe soplar en el agujero y si salen restos de madera, es señal de que han cavado un surco y debe ser tratado por un especialista.
  3. Aplicar primera capa, la imprimación: Aplicamos el producto que actúa como fungicida e insecticida. Devolverá el color y la humedad de la madera, a la vez que la protege de hongos e insectos.
  4. Aplicar segunda capa, el satinado: Es la capa que protege la madera, la que devuelve el brillo. Obligatoriamente se debe aplicar con una máquina de pintar de lata presión para distribuir el producto uniformemente, con movimientos continuos.

Resumiendo, los trabajos que se deben realizar tanto en el interior como en el exterior de la casa son:

Exterior:

  • Lijado superficial del exterior de toda la casa
  • Aplicación de fungicida y tintada color Teka, barnizada al agua con filtro U.V
  • Impregnación y tintado. Aplicación de pintura restauradora
  • Repaso de toda las siliconas exteriores de la casa
  • Mantenimiento de ventanas y marcos en cara exterior (lijar y pintar)
  • Pintado de puerta principal cara exterior
  • Pintado de terraza con aceita especial imprimación

Interior:

  • Repaso de toda las siliconas interiores de la casa
  • Repaso de siliconas de baños
  • Chequeo integral de techos, sellos de ventanas, cristales y otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *